Orígenes de Barcino

Orígenes de Barcino

Los orígenes de la ciudad de Barcino son un tanto confusos. Antes de la conquista romana, se han podido determinar la existencia de neolítico, pueblos íberos e incluso un pequeño establecimiento griego, aunque se desconoce la localización de éste.

Como ocurre con casi cualquier enigma sin revolver, también se han creado leyendas que hablan sobre el origen de Barcelona. Más concretamente, dos leyendas.

Una de ellas nos habla sobre Hércules y la atribución que se le hace sobre la fundación de la ciudad. En esa versión, Hércules, tras el cuarto trabajo, se une a los argonautas liderados por Jasón a la búsqueda del vellocino de oro, cruzando el Mediterráneo mediante nueve navíos. Una tormenta dispersa la flota cerca de la costa catalana, aunque consiguen reagruparse todas excepto una nave. Jasón encarga a Hércules la búsqueda del noveno navío. Encontró el naufragio de la Barca Nona (novena) junto a una colina (Montjuïc). A los tripulantes les agradó tanto el lugar que con la ayuda de Hércules y Hermes fundaron una ciudad con el nombre de la Barca Nona, Barcanona.

La leyenda del origen cartaginés otorga a Amílcar Barca, padre de Aníbal, la fundación de la ciudad, hacia el 230 a. C. con el nombre de Barkenon, Barcelino o Barci Nova en relación a su linaje.

 

Sin Comentarios

Dejar un Comentario