Turismo en Barcelona

Castillo de Montjuïc

Sobre una atalaya que mira al puerto a 173 m de altura, el Castillo de Montjuic observa la ciudad con unas vistas formidables. Hoy en día es un lugar pacífico, pero el recuerdo de la historia de esta fortaleza perdura en la memoria de Barcelona como símbolo de la represión y también de la lucha de la ciudad en diversas fases de la historia.

La cima de Montjuïc es un enclave idóneo para la defensa, ya que cuenta con 360º de vistas sobre el terriotorio. Sin embargo, no fue hasta la Guerra de los Segadores del año 1640 cuando la ciudad construyó un recinto militar en el lugar donde había una torre de vigilancia. Esta primera fortaleza pasó a ser propiedad real en el año 1652, convirtiéndose poco después en uno de los principales protagonistas de la Guerra de Sucesión, entre 1705 y 1714.

A mediados del siglo XVIII, el ingeniero militar Juan Martín Cermeño se encargará de la remodelación del recinto, muy dañado durante la guerra. Es en esta época cuando el castillo adoptará el aspecto que conserva hasta hoy. La ciudad de Barcelona ha sido bombardeada desde el castillo en diversos momentos de su historia, que también ha tenido funciones de prisión. El 15 de octubre de 1940 muere allí fusilado el presidente de la Generalitat de Catalunya Lluís Companys. Hasta 1960 el castillo se mantiene como una prisión militar y a partir de entonces se cede a la ciudad bajo la gestión del ejército de tierra. Tres años más tarde Franco inauguraba allí un museo de armas. Actualmente, desde el año 2007, el castillo de Montjuïc es propiedad del Ayuntamiento de Barcelona y, por tanto, de todos los barceloneses.

Basílica de Santa María del Mar!!

La Basílica de Santa María del Mar, es una iglesia gótica en el barrio de la Ribera, y es una de los espacios más visitados de la ciudad.

La Construcción comenzó en 1329 y fue construida mediante la aportación de los feligreses de la zona del puerto y del barrio de la Ribera, a diferencia de la Catedral, que estaba siendo construida con medios del alto Clero y de la nobleza de Barcelona.

Adyacente a la catedral, se encuentra el Fossar de les Moreres. Una plaza construida sobre una antigua fosa común perteneciente a la basílica, donde se encuentran enterrados muchos de los que defendieron Barcelona en 1714 durante la Guerra de Sucesión Española.

A cinco minutos de la basílica se encuentra el antiguo mercado del Born, convertido hoy en Centro Cultural. Alberga la exposición de un yacimiento que se descubrió en el lugar a raíz de unas obras. El yacimiento corresponde a la Barcelona de los siglos XIV al XVIII y conquistada en 1714. Cabe mencionar, que el edificio del centro cultural corresponde al antiguo mercado del Born, un edificio cuya arquitectura corresponde a la corriente modernista, y dentro de esta, al movimiento del hierro y el cristal.

La zona es además muy comercial, con lo que encontrarás muchas tiendas de ropa, bisutería, muebles, etc., así como restaurantes y muchos bares de tapas y de copas.

Es una zona ideal para pasear ya que se encuentra en el barrio de la Ribera, conocido popularmente como el Born, en el distrito de Ciutat Vella. Por la noche se llena de gente que sale a tomar una cerveza o a cenar en alguno de sus muchos restaurantes.

Si vas, en horario diurno, ten en cuenta que aunque se trate de una zona turística, hay mucho comercio pequeño que suele cerrar para comer aproximadamente una o dos horas entre las 14 y las 17 horas.

Qué visitar en el Born!!

El Born es una de las zonas más emblemáticas del centro de Barcelona. Perderte por sus calles y callejear es una maravilla, pero también hay ciertas atracciones turísticas que no te puedes perder.

Palau de la Música

Una primera parada que te recomendamos es el Palau de la Música. Un edificio importante ya no solo por sus rasgos arquitectónicos sino por las destacadas obras de teatro y conciertos que tienen lugar en su interior. Su fachada es digna de ser vista, tanto por el lado de la entrada como por todo lo que rodea al edificio. Pero ojo que el interior también merece la pena. De hecho se organizan visitas guiadas tanto en español como en inglés.

Mercado del Born

¿Y qué más se puede visitar en el Born? Pues el Mercado del Born, el de Santa Caterina que fue abierto de nuevo hace dos años. Ahora, en él podemos ver las ruinas de Barcelona que se encontraron cuando empezaron a excavar. Pero además, cómo no, tienes bares, restaurantes, comercios e incluso espacios culturales en este enorme edificio de tres plantas. Si quieres saber más acerca de este gigante mercado cultural, te aconsejamos este artículo publicado en esta casa. No obstante, no hay nada más enriquecedor que visitar el Musseo Picaso.

Iglesia Sant Pere, Basílica María del Mar

Por otro lado, otro monumento que proponemos visitar es La Iglesia de Sant Pere, la cual se ubica en la misma plaza de Sant Pere. Era un monasterio y ahora es una simple iglesia. Bueno, simple pero bonita, con una mezcla de estilo entre el Románico y el Gótico donde los tragaluces permiten que se llene de luz. Aquí se celebran bodas. Aunque también se dan en la a su vez famosa Basílica de Santa María del Mar, a cuya azotea se puede subir.

¿Que quieres ir de compras? En Mirallers tienes Ivori, una tienda de ropa y complementos hechos en Barcelona, y La Bicha Creativa, especialistas en bolsos. Además, si te gusta lo vintage, éste es tu barrio, porque aquí podrás encontrar mil tiendas de este tipo, como Loisada Vintage.

La Plaça Reial

La Plaça Reial es una de las plazas más emblemáticas de Barcelona. También es una de las más bonitas: sus proporciones perfectas, su sucesión de arcadas majestuosas, sus farolas de formas armoniosas y sus palmeras son muy fotogénicas.

La Plaça Reial da a las Rambas y está situada en el barrio gótico. Sin embargo, su estilo arquitectónico no tiene nada que ver con el de las calles que la rodean ya que la plaza corresponde a la estética clásica del siglo XIX.

La historia de la Plaça Reial

En el lugar que actualmente ocupa la Plaça Reial antes había un convento de capuchinos. En 1835 quedó destruido tras un incendio y la ciudad decidió construir un teatro en ese solar. Se organizó, entonces, un concurso de arquitectos pero el teatro del Liceu se inauguró antes de que saliera a luz ninguno de esos proyectos. El Liceu está situado en las Ramblas, a tan solo unos metros, por lo que el proyecto de construir otro teatro dejó de tener sentido y se abandonó.

En el centro de la Plaça Reial se iba a construir un edificio en homenaje a los Reyes Católicos (de ahí el nombre de Plaça Reial), pero nunca se llegó a realizar. En su lugar pusieron una fuente de fabricación francesa: la fuente de las Tres Gracias.

Esta plaza es de estilo neoclásico y en cuanto acabaron las obras, atrajo a las clases acomodadas de la ciudad, les gustaba el ambiente animado y elegante de la misma. Con el paso del tiempo, la clase popular también empezó a acudir a la Plaça Reial.

Los atractivos de la Plaça Reial

Arte y arquitectura

El arquitecto que diseñó la plaza insistió en reforzar la simetría utilizando dos efectos sorprendentes. Por un lado, diseñó la plaza en forma de trapecio y no de rectángulo; y por otro aldor, utilizó diferentes medidas de alejamiento entre las columnas en función de su ubicación.

En la plaza también se puede admirar uno de los primeros proyectos de Gaudí:  las farolas, que le sirven para reflejar uno de sus temas fetiche, la identidad catalana. Así es, en la parte superior de las farolas se distingue un casco con un dragón, a modo de recuerdo de las conquistas catalanas de la Edad Media.

Escenas callejeras

Resulta interesante observar la animación de la Plaça Reial. Es un lugar fascinante en el que siempre ocurre algo: un restaurante que instala su terraza, un grupo de amigos que ha quedado aquí y va llegando a la plaza, copas que suenan al brindar, turistas que vienen a sentarse en la fuente del centro… ¡Un verdadero espectáculo callejero!

Vida nocturna

Cuando llega la noche, la Plaça Reial sigue estando repleta. Los numerosos bares y restaurantes están siempre llenos, y lo que se ve, sobre todo, son turistas y extranjeros.

Una de las atracciones  de la plaza una vez cae la noche es el Jamboree. Allí podemos asistir a un concierto de jazz, a un concierto de flamenco o bailar hasta las tantas en la discoteca.

Barrio Gótico de Barcelona

Situado en el distrito de Ciutat Vella, en el corazón la ciudad, el Barrio Gótico (Barri Gòtic) es el núcleo más antiguo y una de las zonas más hermosas de Barcelona. Nacida sobre los restos de la Barcino romana, la Barcelona medieval propició la construcción de iglesias y palacios góticos que provocaron la desaparición de la mayor parte de los restos románicos.

Las angostas y laberínticas calles medievales del Barrio Gótico de Barcelona componen el escenario ideal para disfrutar del centro de la ciudad sin prisas, deleitándose con los restos que se conservan del glorioso pasado de la ciudad

El Barrio Gótico es uno de los cuatro barrios del distrito de Ciutat Vella, el casco antiguo de Barcelona. Ha sufrido diversos cambios a lo largo del tiempo, lo que origina contrastes que permiten encontrar esculturas del siglo XX al lado de edificios del siglo X.

Se trata del centro histórico de la ciudad y en sus calles se vive una gran actividad comercial, lo que podrás comprobar por la gran cantidad de gente y el número de tiendas y comercio que encontrarás. Este dato deberías tenerlo en cuenta, para evitar visitar el barrio en un día festivo, aunque no sean muchos al año, por lo menos intenta que tu visita no sea en domingo.

Es una zona de la ciudad que invita a pasear para así poder disfrutar de su comercio, de su arquitectura y del ambiente que se respira en sus calles.

Si quieres descubrir Barcelona, vas a tener que descubrir su barrio Gótico, y para hacerlo, le tendrás que dedicar una tarde larga por lo menos, y te podemos casi asegurar, que pensarás en regresar.

Visitar el Barrio Gótico de Barcelona implica además de los habituales lugares de interés como la catedral o la placa Sant Jaume, pasear tranquilamente por sus calles comerciales y descubrir su ambiente.

Además del encanto de sus calles, el Barrio Gótico aporta un gran patrimonio a la ciudad.

En tu visita, deberías tener en cuenta algunos puntos de esta parte del casco antiguo y por ello intentaremos hacer una pequeña relación de los principales lugares que deberías plantearte incluir en tu recorrido por esta parte de Ciutat Vella.

 

El Tour Gratis de Barcelona!!!!

Barcelona tiene una energía creativa irresistible: se siente en sus bulliciosas calles y plazas, se ve en su asombrosa arquitectura y museos, se saborea en su fabulosa comida, se vive en su legendaria vida nocturna. Explora el estilo de vida de la ciudad más emocionante del Mediterráneo con este tour a pie de 2.5 horas*. Los guías locales e independientes con los que trabajamos darán vida a la increíble historia y rica cultura de Barcelona con sus conocimientos y entusiasmo.

Desde Hércules, el legendario fundador de la ciudad, a Cristóbal Colón; desde Guifré el Pilós, un heroico caballero catalán, a Pablo Picasso; la historia de Barcelona está llena de grandes aventureros, comerciantes, artistas y guerreros. La ciudad ha sido moldeada por algunas de las civilizaciones más influyentes del Mediterráneo y su afán por seguir a la vanguardia, creatividad e innovación, la convierten en un lugar único y dinámico.

*Duración media del tour. El Tour Gratis de Barcelona suele terminar cerca del Mercat de Santa Caterina. Los guías independientes con los que trabajamos quieren lo mejor para ti y para tu grupo, por esto, aunque el tour normalmente incluye los lugares e historias mencionados, la visita puede variar según lo que tu guía considere oportuno. . 

Durante las 2.5 horas* del tour veremos:

  • La Catedral de Barcelona
  • El Barrio Gótico
  • El Rey Martín Atalaya
  • La Generalitat
  • El Consejo de Ciento
  • El Born
  • Santa María del Mar
  • Necrópolis Romana
  • Identidad nacional catalana
  • El Port Vell
  • El legado olímpico
  • Santa María del Pi
  • Fossar de les Moreres
  • La Llotja
  • Héroes y leyendas catalanas
  • Picasso en Barcelona
  • La Guerra Civil Española
  • Ruinas Romanas
  • Plaça Nova

… ¡y mucho más!

Museo del Chocolate – Barcelona

 El Museo del Chocolate es un equipamiento dinámico impulsado por el Gremio de Pastelería de Barcelona, ubicado en el antiguo convento de Sant Agustí, que presenta un recorrido por los orígenes del chocolate, su llegada a Europa y su difusión como un elemento situado entre el mito y la realidad, entre las propiedades medicinales y el valor nutritivo, que relacionan tradición con futuro y que forman parte de nuestro imaginario colectivo.
El Museo del Chocolate se encuentra ubicado en un edificio histórico que ya tuvo una relación con el chocolate: en el siglo XVIII el ejército borbónico era un fanático consumidor de este producto, y según las ordenanzas, el chocolate estaba presente en los menús de las academias militares del siglo XVIII: «Para desayuno de cada cadete y oficial de compañía se dará onza y media de chocolate con un cuarterón de pan…», y cuando la tropa estaba de guarnición en los cuarteles también se tomaba usualmente chocolate. El cuerpo de alabarderos, la guardia personal del monarca, era llamado, con envidia, «los chocolateros», pues al ser un cuerpo mimado y de élite, tomaba mucho chocolate.Desde la época de los descubrimientos, a partir del siglo XV, el chocolate ha tenido un papel dentro del tejido económico y social de la Ciudad Condal. De esta manera, el puerto de Barcelona actuó como punto de partida del producto para su comercialización y difusión por Europa.

Sin embargo, es en la ciudad, a finales del siglo XIX, donde se reconoce el primer obrador que transformó el chocolate como bebida en un producto sólido.

Barcelona – Casa Amatller

Dentro de la “manzana de la discordia” de Barcelona se encuentra la Casa Amatller este brillante ejercicio de Puig i Cadafalch, coetáneo de Gaudí, que combinó el estilo neogótico con un remate escalonado insólito, inspirado en las casas de los Países Bajos. El arquitecto contó con los mejores colaboradores de la época modernista en Barcelona, encabezados por los escultores Eusebi Arnau y Alfons Jujol.

La Casa Amatller, juntamente con las vecinas Casa Batlló, de Gaudí, y Casa Lleó Morera, de Domènech i Montaner, forma parte de la “manzana de la discordia” de Barcelona. Curiosamente en los tres casos se trata de remodelaciones hechas sobre edificios que ya existían, siendo la Casa Amatller la primera de todas. El edificio original fue construido por Antoni Robert en 1875, y en 1898 la familia Amatller encargó su reforma al arquitecto y político catalanista Josep Puig i Cadafalch (1867-1956). La obra se incluye dentro de su “período rosa” o Modernista, que incluye obras como la Casa Macaya o la Casa de les Punxes.

Como hacía el arquitecto habitualmente, su modelo es una casa “pairal” (solariega) catalana, en combinación con elementos germánicos. En el caso de la Casa Amatller de Barcelona, el esquema básico es el de la típica casa del gótico urbano. Esto comporta que lo que es en realidad un edificio de pisos tenga el aire de un palacete unifamiliar, impresión acentuada por los delicados postigos del balcón del piso principal. El elemento germánico es, evidentemente, el atrevido coronamiento escalonado, realzado con baldosas cerámicas. Podremos visitar la portería, cuya decoración totalmente preservada incluye una de las mejores vidrieras del Modernismo. Actualmente la Casa Amatller ofrece visitas guiadas y actividades destinadas a difundir y potenciar la historia del arte en la ciudad de Barcelona.

13 free things to do in Barcelona

Barcelona has enough to keep the most voracious of culture vultures and self-indulgent of gourmands happy for weeks, but all those entry fees and tapas bills can mount up. Fortunately, help is at hand with a variety of ways to make your holiday budget stretch a little further.

1. Free museums on Sundays
Some city-run museums (including the Museu Picasso, MUHBA) are free on Sunday afternoons, from 3pm to 8pm. Others are also free on one given day of the month, often the first Wednesday or Sunday – check individual websites for details.

2. Saunter up La Rambla
It’s unashamedly touristy, but ambling along this 1km-long walkway is arguably the quintessential Barcelona experience. Lined with regal historical buildings, La Rambla is a great place to stroll, particularly if you time it right – early morning is best.

3. Browse the Mercat de la Boqueria
This famous indoor market hall is a colourful explosion of fruit, vegetables, seafood, rows and rows of cured jamón and some mind-boggling butchers’ displays. There are tapas bars, pizza stalls and all manner of produce you can try before you buy.

5. Admire Modernisme architecture
While many of Barcelona’s architectural gems have admission fees to see the interiors, the arguably more impressive facades can be seen for free. The mind-blowing workmanship of Gaudí’s magnum opus, the cathedral-like La Sagrada Família, for example, or the three stunning examples of Modernisme that sit side-by-side on the Passeig de Gràcia – the Casa Lleó Morera, the Casa Amatller and Gaudí’s Casa Batlló.

6. Bask on a beach
Barcelona has some wonderful beaches perfect for resting aching feet after days of sightseeing. Barceloneta is the most popular, with its lovely sweep of golden sand and promenade backed with restaurants. For something less crowded, walk further north towards the Fòrum area.
Beach in Barcelona.

7. Gaze at Joan Miró’s public art
The definitive collection of Barcelona’s favourite homegrown artist at Fundació Joan Miró is worth forking out for, but there are fantastic Miró sculptures around the city for free viewing. Parc de Joan Miró is home to his epic 22m-tall Woman and Bird sculpture covered in primary coloured glazed tiles and rising dramatically from a sparkling pool. There’s also a Miró mosaic in the central walkway of La Rambla and another displayed unexpectedly on the outside wall of Terminal 2 at the airport.

8. Visit the cradle of independentisme
One of Barcelona’s newer attractions is the Born Centre Cultural, a dazzlingly converted former market building that has as its centrepiece remains of some of the hundreds of buildings razed to the ground by the forces of Philip V after the siege of 1714. For most Catalans the event marks the starting point of the desire for separation. It’s an emotionally charged place.

9. Be awed by La Catedral
In the heart of Barri Gòtic, the colossal neo-Gothic La Catedral is as impressive outside as it is within. Free entry in the morning and late afternoon makes it worth venturing inside to take in its soaring domed ceilings, pillars and cloister with courtyard of palms, orange trees and resident gaggle of white geese.

10. Sniff out free music, dancing and art
There’s always some sort of free cultural event going on around town, whether it’s jazz in the park, a poetry reading or a kids’ workshop. Visit For Free (forfree.cat) for information on upcoming events.

11. Lose your way in Barri Gòtic
Get lost in a warren of cobblestone alleyways lined with bars and quirky shops and dotted with quiet little plaças, in the atmospheric medieval quarter of Barri Gòtic. Eventually you’ll almost certainly surface on La Rambla, or the Via Laietana, which flanks the area on the other side.

12. Relax at Parc de la ciutadella
Parc de la Ciutadella is situated next to the old town El Born district. It is the green area of the inner city. Many locals spend their free time in Park de la Ciutadella, and there are numerous events during the year.
Just get some food and head over to Parc.
There is also a small lake and you can rent a small boat here.

13. Rambla del Raval
Another Boulevard to stroll along with real Character is placed in Raval. Rambla del Raval is an avenue where people with different cultural and social backgrounds meet.

As you can see, there are plenty of free things to do in Barcelona. Having fun and enjoying your time in the Catalan capital, does not have to expensive. A beer on Rambla, and a Paella next to the Rambla, however, can be a budget-killer! We will keep this list updated, as always!
So, pack a blanket and towel and hit the beach, visit the free museums, enjoy the best views over Barna – this is like the locals do it!

Barcelona skyline, Aerial view at night, Spain

Los colores de otoño en Barcelona

Cuando termina la época estival y empezamos a poner los primeros abrigos, comenzamos a pensar en las próximas vacaciones. ¿Pero quién dijo que solo se viaja en verano? ¡El clima en Barcelona te permite disfrutar de un otoño y un invierno suaves, donde las temperaturas nunca baja demasiado!

Los museos
Comencemos con un clásico que nunca pasa de moda: Los museos. Barcelona alberga algunos de los mejores museos del mundo, son realmente geniales. Pero, ¿a cuántas personas les gusta perder un día soleado para verlos? Sucede a menudo que nos perdemos algunas de las obras de arte más fantásticas para tirarnos al sol de cualquier parque. Es por eso que te recomendamos que utilices el tiempo de otoño e invierno para aumentar tu cultura y enamorarte de los museos en Barcelona. Si no estás seguro de cuál elegir, ¡aquí los tienes todos!

Museo del Chocolate
¿Quién puede resistirse al chocolate, especialmente en los meses más fríos del año? En Barcelona puedes encontrar el ‘Museu de la Xocolata’, donde podrás descubrir todos los secretos de la comida más querida por adultos y niños. Durante las visitas, el museo propone muchas iniciativas diferentes, como crear tu propio chocolate o degustar algunas piezas… Te dejamos la página oficial del museo para reservar tus visitas.

¿Hemos dicho ya que apenas llueve y que no nieva? 😉 Las terrazas y los paseos por la playa siguen siendo apetecibles en otoño e invierno.

Dirígete a los mercados de Barcelona

En Barcelona los mercados están por todas partes: ¡Grandes, coloridos y llenos de productos frescos! También son frecuentados por lugareños, un síntoma de calidad. Haz un recorrido por los diferentes mercados de la ciudad, come productos típicos y descubre nuevos aromas y sabores.

Los mercados de Barcelona están dispersos por toda la ciudad, por lo que podemos ayudarte con la ayuda de una guía que te pueda dar algunos consejos, ¡y un mapa para encontrarlos todos!

Como se dice en Barcelona ¡Bon profit!

Barcelona en otoño e invierno se llena de eventos, conciertos y exposiciones. De octubre a enero se celebran el Festival In-Edit, el Voll Damm Festival de Jazz, el World Press Photo, y diferentes ferias como son Smart City Expo, BcnRail, Salón Expominer, Auto Retro, el Festival de la Infancia o Expohogar.